¿Se acuerdan del gobernador Republicano que había desaparecido misteriosamente para pasar el fin de semana en la París del Sur con su noviecita criolla?
Bueno, parece que cuando la Legislatura estaba por iniciar el "impeachment" para darle salida anticipada por su conducta impropia, su Vicegobernador abrió la boca y le sacó las papas del fuego con esta lindura:
Mi abuela no era una mujer muy educada, pero cuando era niño me dijo que no alimentase a los perros callejeros. ¿Sabe por qué? ¡Porque se reproducen! Uno agrava el problema si le da comida a un animal o una persona. Se reproducirán, especialmente los que sólo piensan en eso (comer)
Parece que ante la perspectiva de poner un mono con navaja en lugar de un marido infiel en el gobierno (y dejarlo en mejores condiciones para la precandidatura a la próxima elección), Republicanos y Demócratas se pusieron de acuerdo en taparse la nariz y permitir al Gobernador completar su mandato. Parece que éste sí sabía lo que hacía cuando eligió compañero de fórmula.

Comments (5)

On 30/1/10 4:32 , Comandante Cansado dijo...

Jaaaaa. No consigo decidir a quien debería haber llevado Cristina entonces como vice, porque me da entre risa y escalofríos.

 
On 30/1/10 9:49 , Eva Row dijo...

Me parece que acá al mono con navaja lo eligen más efusivamente todavía que a Cobos.

 
On 30/1/10 19:03 , Bob Row dijo...

En realidad, esa experiencia ya la tuvimos y por lo menos en dos oportunidades la cosa terminó mal. Una fue cuando Castillo reemplazó a Ortiz (y los liberales se olvidan de que ése fue el período más pronazi de la Argentina). El otro fue cuando Isabelita recibió la herencia del General (y tampoco hay muchos con ganas de recordarlo).

 
On 7/2/10 21:06 , Anónimo dijo...

Me parece que Castillo era un político característico del partido conservador (el PDN). Representaba a la vieja clase dirigente oligárquica derivada del pacto fundacional de Roca: por eso Castillo era un catamarqueño de familia patricia venida a menos, con tendencia probritánica.

En su gobierno tuvieron cabida los filofascistas, pero no llegaron a hegemonizar la alianza neutralista del gobierno (probritánicos + pro-Eje). Desde ese punto de vista se le puede decir pronazi, pero advirtiendo que no era pronazi y dejando en claro las limitaciones de los grupos favorables al Eje en su gobierno.

La disputa con Ortiz no tenía por principal motivo el posicionamiento internacional. Ortiz pretendía dirigir la autoreforma del régimen apoyado en un partido de base radical antipersonalista, de manera de sacarse de encima a los conservadores.

Saludos.

 
On 8/2/10 20:44 , Bob Row dijo...

Anónimo: Lo que va de Roca a Castillo es ilustrativo de cómo una clase pasa de ser progresiva a reaccionaria una vez cumplido su papel histórico. Con Roca esa clase fue "dirigente" porque unificó al país y lo dirigió hacia el desarrollo a través de un modo de incersión en el mercado mundial, dotándolo de instituciones laicas (educación, salud, etc.) de valor universal.
Desde el '30 esa clase sólo se interesó en conservar sus ingresos a costa del resto, transformándose propiamente en una oligarquía dominante, no dirigente, oponiéndose al desarrollo industrial del país. De ahí su laxitud con diversas corrientes reaccionarias y violentas: nacionalismo católico, fascismo o nazismo. Era el signo cultural de su decadencia histórica, cuyas consecuencias todavía estamos pagando. Saludos.