Esta caricatura salió con esta nota en la edición digital. Debió haber salido con esta otra, pero tuve que dibujar sin leer la nota y una primera versión fue censurada. 
No es nada del otro mundo; muchos ilustradores coleccionan los trabajos rechazados. A mí es la primera vez que me ocurre y posiblemente sea un índice de lo rígidas que se están poniendo las posturas conservadoras de los supuestos liberales.
Se puede intentar tapar el sol con un dedo, pero al final se va a terminar quemado.

Comments (7)

On 25/7/12 1:39 , Galliano dijo...

Muy bien la expresión anodina de Rajoy, aunque la textura del cinturón de cuero es medio rara. Saludos.

 
On 27/7/12 18:49 , belén.- dijo...

no se si decir lindisima o tristisima.

 
On 28/7/12 0:46 , Bob Row dijo...

Galliano: ¡Qué bueno tenerte de nuevo por acá!. Dentro de la urgencia con la que tuve que reemplazar la anterior versión, traté de dale una textura más rugosa, pero posiblemente se me haya ido la mano. Ahora, sobre el tema en sí ¿me parece a mí o vos tenés tan pocas ganas como yo de abundar sobre algo tan obvio y anunciado que ya harta? Un abrazo.

 
On 28/7/12 1:09 , Bob Row dijo...

Belén: Posiblemente ni muy muy ni tan tan. Los que ya eramos grandes para ver cómo -a partir de 1975- los gallegos (y hablo de parientes concretos de argentinos que caían por ahí) se volvían súbitamente "ricos" como para comprar (y destrozar) las empresas públicas nuestras (nuestros ahorros de generaciones), mientras nosotros nos íbamos al tacho, no podemos verlos sin un dejo de ambivalencia (creo que es el párrafo más halperíndonghiano que haya escrito).

Te agradezco la visita en medio de esa vida tan agitada que llevás.¿Y, aprobaste o no? ¿Volvió a llamar el nabo de los perros? ¿Qué pasa en Puán, se pusieron el cartel de Capusotto "Acá sí que no..."? Me carcome la intriga, pero no comento para no quedar como un jovato desubicado. Un fuerte abrazo.

 
On 4/8/12 19:17 , belén.- dijo...

bob, comentá cuando quieras, sos más que bienvenido. seguramente tus comentarios serán más acertados que los de los jóvenes desubicados.

soy profesora completa finalmente, estoy muy feliz. un poco desorientada es como que... ¿y ahora qué? pero bueno, ya veremos. las virginianas como yo quisieramos tener el poder de controlar nuestro futuro, pero la vida es así, te pasa.

en cuanto a los hombres, yo no se, vienen dificiles estas nuevas generaciones. estamos todos mas histéricos y menos dispuestos se ve. será que hay que aprender a convivir cruzados de soledades.

me gustó el párrafo halperindonghiano. a nosotros los sudacas nos gusta ver temblar a ese primer mundo que se desarrolló a nuestra costa, pero vos viste como es el karma, mejor ser prudentes.

besote enorme! y nos leemos.

 
On 9/8/12 13:39 , ana dijo...

Los inocentes pueblos voltean rápido al gobierno que CARGA CON LA CRISIS.
En ESPAÑA hubo varios que en forma rápida DABAN DE COMER A LOS INDIGNADOS EN LA PLAZA para fomentar la rebelión.
Rebelión que se produjo contra una SOCIAL DEMOCRACIA que hizo mucho por el COLCHON SOCIAL no como acá que son puros amagos nomás.Claro que acá con los partidos políticos MEZCLADOS que tenemos todos son zurdos y fachios al mismo tiempo.Allí no ,las cosas están un poquitìn más claras.
Comentaba con una diputada del PSOE que de esa DESGRACIA digamos se iban a dar cuenta los españoles de golpe.
Da pena porque el PSOE tenía entre sus cuadros medios gente de tan buena voluntad ,de esa que acà hace tiempos està desaparecida.

 
On 9/8/12 15:11 , ana dijo...

Bien pensaron los que gastaron algunos pesillos(de los muchos que tienen) para alimentar los idignados contra el gobierno de RODRIGUEZ ZAPATERO.
Si tuviesen gobierno socialmente justo ,como lo fué el PSOE ,algo éste hubiese cuidado que el DESASTRE DEL AJUSTE NO LLEGASE A TANTO y que la red de contención marcara límites precisos.
Así van a terminar como nosotros rebotando entre el NEO LIBERALISMO con su consecuencia el ajuste Y EL SOCIALISMO NEW AGE a quien lo ùnico que le interesa es hacer pagar los platos rotos a la clase media ,mientras nos divierte con todos sus progressismos superficiales.