Comments (2)

On 10/10/09 11:11 , Galliano dijo...

Sinceramente, aún no puedo creerlo. No voy a festejar hasta no ver que pasa el tiempo sin derogaciones ni testaferros. De cualquier manera va a ponerse muy divertido leer Clarín o escuchar TN.
Pero me parece que el peor daño al grupo no se lo hizo la ley, sino el gruo mismo obligando a sus trabajadores a desinformar constantemente. Perdió esa credibilidad que había ganado a medida que La Nación y La Prensa se hundían en el lodazal del autoritarismo y la defensa de intereses sectoriales. Ahora Clarín mismo se hunde allí ¿Podrá volver o será otro diario conservador?
El dibujo está impecabe, pero me atrevo a criticarlo conceptualmente. En primer lugar, no es Kirchner el ideólogo de la ley: Se podría decir que él hizo con las propuestas antimonopólicas de la intelligentzia lo mismo que Perón con la propuestas sociales de la izquierda.
Pero sobre todo, lo que desocncierta del dibujo es que esté pateando una cámara, que es una herramienta de trabajo (y la lay apunta a que haya más cámaras trabajando, no menos). Yo personalmente lo hubiera dibujado pateando al pedantesco Sergio Lapegüe, el pseudo poeta Julio Bazán o a Catalina Dlugi y sus reseñas cinematográficas imperativas: "Vaya". Saludos y felicitaciones.

 
On 11/10/09 21:56 , Bob Row dijo...

Galliano, un día te voy a contar las tensiones (en el laburo) que tuve para hacer este dibujito, así tan inocente como parece. No pensaba publicarlo en el blog y ni siquiera lo había firmado para no sumar mi nombre en el contexto en el que iba a ir (que, al final, no fue para tanto).
Ahora su sentido cambió completamente dado lo que pude poner en el título. En realidad ya no importa el contenido de las leyes que se votan sino cuál fracción del Poder (institucional o económico) avanza sobre la otra. Y, puesto que una está sujeta al voto y la otra no, ya sé de que lado tengo que estar. El discurso manipulador de los "Magneto boys" en estos días, pasando sus bajadas de línea como si fuera información, era aterrorizante, orwelliana. Ahora veremos si el Imperio encontró su Waterloo.

Me parece muy interesante lo que decís de la apropiación de banderas antes y ahora. Los partidos (o sellos, o cenáculos, o lo que sea) que se reivindican marxistas no pueden ignorar la "Astucia de la Razón" si tienen coherencia. Si un dirigente burgués se ve obligado a adoptar iniciativas de avanzada para sobrevivir frente a una oposición troglodita, le das la bienvenida o te quedás al margen de la Historia. Que es lo que le pasó (1945) y le vuelve a pasar a la izquierda argentina. Y después exigís que obliguen a Kraft, digamos, a cumplir con las leyes laborales. Sobre todo si conseguiste representación parlamentaria y necesitan tu voto. En el debate por la 125, mezquinamente no lo entendieron; ahora pareciera que sí. Mañana veremos. Un abrazo.