Como estoy un poco falto de inspiración discursiva, me limito a postear esta caricatura de hace un tiempo. Salió publicada (a medias) con una nota de Oppenheimer.  El bueno de Andrés ya se está babeando con los éxitos que imagina para su nueva estrellita derechista. Pero se apura a equivocarse de antemano (para no perder la costumbre) anunciando la imposibilidad de mejoramiento de las relaciones de Santos con el energúmeno de Chávez. 
Dicho y hecho, pocos días después los dos vecinos presuntamente inconciliables se dieron la mano -gracias a la mediación de Néstor Kirchner- y se cubrieron de elogios, desactivando la granada dejada por el psicópata de Uribe. ¡Qué clarividencia!

Comments (6)

On 16/8/10 4:01 , Comandante Cansado dijo...

Con todo respeto por el diseñador de ese diario, hasta yo puedo acomodar la imagen para que entre en vez de hacer esa salvajada. Dió mío.

 
On 16/8/10 4:11 , Bob Row dijo...

Hola Comandante! ¿vos viste alguna vez que se corte por la pera en lugar de la frente? Son increíbles estos muchachos.

 
On 16/8/10 5:31 , Galliano dijo...

Dibujazo, el cromatismo de la nariz y la textura del pelo son una obra maestra. De lo mejor que ví por aquí.

 
On 16/8/10 17:36 , Sujeto de la Historia dijo...

Hola Bob
Excelente dibujo. Oppenheimer, como siempre, un clarividente.
Abrazo

 
On 17/8/10 9:27 , Néstor Dulce dijo...

Te
invito a conocer un blog de humor nacional y popular. Tema de hoy:
MAFALDA VS GATURRO. Con el enlace se ingresa al blog y si tenés cuenta
de google (gmail) o Yahoo, clikeando debajo del rostro de los seguidores
del blog, donde dice ACCEDER e identificándote ... ...podés ser segui
......dor de Kikito
http://www.kikitodulce.blogspot.com/

 
On 17/8/10 13:20 , Bob Row dijo...

Galliano: qué bueno que te guste, porque me siento menos seguro con los óleos digitales que con las acuarelas. El pelo tiene trampa; usé un pincel pre-hecho por otro usuario del software ArtRage. Creo que le puso el nombre "pelo de oso", casualmente ;)

Hola Sujeto. Andrés no deja de ser una buena guía por contraste,¿no?. ¡Salud!