La ilustración no es muy original pero la hice según indicaciones para esta nota que evalúa las posibilidades de cada uno para alzarse con la candidatura radical el año que viene.

De paso me pidieron que escribiera unas líneas complementarias con la perspectiva del caricaturista. Acá están:


Los dos rostros de un tiempo interesante


Dicen que dice una vieja maldición china: "Que te toque vivir en tiempos interesantes", dando a entender que los períodos tormentosos y cambiantes (interesantes para un observador) resultan desgraciados para el hombre de a pie, que debe sufrirlos.
Para un caricaturista político, en cambio, los "tiempos interesantes" son una bendición (siempre que tenga el sustento asegurado): los personajes vienen y van, se elevan y caen, renovando continuamente el material de trabajo.
La política argentina durante de los últimos años ha combinado abundantes temas de debate semanal con una llamativa continuidad de los elencos estables: los Kirchner, los Fernández, Carrió y poco más. Esto obliga al caricaturista a exprimir su imaginación en busca de nuevas metáforas con las que revestir a sus actores. Tiempos poco interesantes.
Pero todo eso cambió en marzo del 2008. Una decisión casi burocrática, la llamada "resolución 125", se convirtió inesperadamente en fuente inagotable de luchas aparentemente "decisivas". Nuevos personajes aparecieron. Los argentinos nos enteramos de golpe de que teníamos un vicepresidente cuyo voto "no positivo" podía lanzarlo al estrellato del cielo opositor sin necesidad de abandonar las oficinas gubernamentales. Se demostraba una vez más que el ingenio criollo no conoce límites.
Tiempo después un accidente biológico, la desaparición del primer presidente de la recuperación democrática, nos hizo notar –en medio de la general consternación de la despedida– que no se había ido del todo. Allí estaba, recibiendo las condolencias, un rostro llamativamente parecido, sólo que sin la notoria fogosidad que habíamos conocido.
Julio Cobos y Ricardo Alfonsín llegaron casi sorpresivamente al firmamento de la política nacional para darnos a los caricaturistas un aporte de variedad en nuestro trabajo cotidiano. Seguramente alguno de los dos tendrá un paso más fugaz que el otro por nuestro tablero (hoy pantalla digital) de trabajo. Pero mientras diriman en púlpitos y sets televisivos el derecho a encabezar la oposición política al gobierno, aquí estaremos, interesados y agradecidos.

Comments (7)

On 9/8/10 2:08 , Galliano dijo...

Moderado y amable comentario. Yo creo que los "años interesantes" empezaron justamente en el 2001, con la repolitización social que permitió, entre muchísimas cosas más interesantes, que este elenco gobernante viejo se dé un margen "nuevo" para administrar el orden, y que aparezcan figuras nuevas para defender con un discurso nuevo los viejos intereses. Aquí jugué mis fichas (ay) al malogrado Macri.
Los Kirchner, Cobos, alfonsín, De Narváez, etc están parados sobre dos fracasos: El de la derecha antipolítica de los ´90 y el del movimiento popular reprimido durante el 2002-2003. De esos dos fracasos nace esta repolitización, comprensiblemente odiosa para los conservadores (que machacan con su vieja agenda ético-técnica, antipolítica, institucionalista y denunciadora); y que debería ser bienvenida por toda la izquierda, obviando el hecho circunstancial del gobierno Kirchner.
Escribí demasiado, saludos.

 
On 9/8/10 9:48 , Comandante Cansado dijo...

Siempre es un placer leerlo, Bob. En Bélgica hay un excelente caricaturista, Pierre Kroll, que suele dibujar en vivo en un programa con invitados sobre la actualidad; ¡a ver si se por ejemplo Gvirtz se aviva y hace algo parecido con usted!

 
On 9/8/10 11:38 , Bob Row dijo...

Galliano: Tenés razón desde el punto de vista del historiador y del ciudadano politizado. Pero desde el punto de vista de la maldición china, abarcan casi toda mi vida desde el '55 (golpes, crisis, devaluaciones). Ojalá el kirchnerismo me hubiera tocado a los 30 y no a los 50. Entonces habría podido hacer la crítica juvenil del 18 brumario, ahora no me puedo dar el lujo. Aún así, creo que el bonapartismo progre de K es incomparable con el del sobrino de N: juicios, convenciones colectivas, no represión social, etc.
Nunca escribís demasiado. Abrazos.

 
On 9/8/10 12:03 , Bob Row dijo...

Comandante: con otro estilo, claro (él es más humorista, por lo que veo), pero sería lindo probar. Lo curioso es que tuve la oportunidad de hacerlo al comienzo, cuando mi jefe del diario Maariv pasó a ser jefe de la TV israelí. Hoy da vergûenza contarlo, pero no lo seguí porque hizo una "limpieza de izquierdistas". Qué pelotudo, ¿no?

 
On 9/8/10 13:01 , Sujeto de la Historia dijo...

Hola Bob
Siempre con tus dibujos surge algo: verlos así, simétricamete de espaldas, si bien están como en la previa a un duelo,o en una posición disociada, me da la impresión que si corrés a uno, el otro se cae. Como si estuvieran sosteniéndose (a su pesar) entre ambos...
Un Abrazo

 
On 10/8/10 20:46 , Bob Row dijo...

Sujeto: disculpame la tardanza pero tuve la compu desconectada unos días. Entiendo que tu descripción es tanto una crítica estética como política. Posiblemente sea cierto ya que cuesta encontrarle el carisma a cualquiera de los dos sin el otro. Un abrazo.

 
On 10/8/10 23:26 , Sujeto de la Historia dijo...

Hola Bob
¿ de qué crítica estética hablás ? al contrario, inspira (y sabés de que arte no mangio). Hasta ver el dibujo, no se me habían representado en esta suerte de simbiosis donde ninguno vale demasiado por sí mismo, sino en relaciónn al otro.
Pero en ningún momento plantee una crítica estética, maestro !
Un Abrazo en espera del café...