Según el historiador Paul Kennedy, la era de la súper-potencia única ya terminó y , de ahora en más, será sólo una entre varias (importantes, claro). El artículo original (en inglés) aquí. El comentario de Ciapuscio en Río Negro incluye otras opiniones en el panorama que viene.

Comments (4)

On 20/4/09 22:49 , Galliano dijo...

Kennedy te salió igualito. Lo recuerdo a Paul en los noventa, enumerando a los países que no querían "cocacolizarse" (dixit sic). En el 2001, afirmando que EUA es un imperio y no tiene que rendir cuentas de lo que hace (en ese momento invadir Afganistán). Ahora esto.
Modestamente, creo que EUA nunca fue un imperio: Le faltó cosmopolitismo, pragmatismo, capacidad de incluir a todo el mundo en su economía, rasgos que tuvieron verdaderos imperios como el británico.
La grandeza de EUA fue su provincianismo (la particualridad de su cultura, su sociedad, su sistema político). Y esa es también su ruina.
Gracias por el comentario y por mudarte a Blogger, en el otro no podía comentar.

 
On 21/4/09 3:21 , Bob Row dijo...

Tenés muy buenas lecturas, porque yo no sabía nada de Kennedy antes.
Lo que decís del "provincianismo imperial" de USA es brillante. Desde que Obama fue electo estuve fantaseando escribir un post comparandolo con los Gracos. Es decir, el momento en que la República Romana se encontró en una encrucijada semejante. La clave (como siempre) es que las clases enriquecidas con las guerras púnicas (aristocrática y ecuestre) se negaron a ampliar la participación ciudadana a los pobres y los conquistados. La República degeneró en guerra civil (entre claes) y acabó en el Cesarismo imperial. ¿No te parece que hacia ahí vamos?

 
On 21/4/09 11:25 , Galliano dijo...

Sí, pero las reformas de los Gracos, sobre todo las de Tiberio, buscaban preservar al campesinado reclutable de la expansión del esclavismo: Era un proyecto proto- imperial que incluía la colonización. Después Cayo se radicalizó, como Lenin se radicalizó después de que ejecutaron a su hermano Alexei.
En el caso, no hay nada proto-imperial, sino mas bien post-imperial. Si fuera un halcón, lo compararía con Dioclesiano, siendo una paloma, mmmh...
Antes de extenderme, diría que nunca hay que subestimar la capacidad de las instituciones yanquis de absorber conflictos. Saludos.

 
On 22/4/09 23:37 , Bob Row dijo...

En cierto modo, yo soy más pesimista que vos, que ves el paralelo en el período decadente del Imperio. Yo, en cambio, creo que aún tienen que pasar por una guerra civil clasista para llegar a la dictadura imperial. Y eso puede causar mucho daño a todo el mundo.
Por lo que leí, Cayo quiso evitar el enfrentamiento directo por el que murió su hermano y buscó la alianza con la clase media (eqquites) antes de enfrentar a los senadores. Pero cuando éstos dieron el golpe, las masas que lo segúian se quedaron en el molde. ¿a quién me hace acordar esto? Mejor no seguir con las analogías. Un abrazo.