Click para agrandar
Contra lo que algunos querrían creer, no está dicha la última palabra.

Actualización: El Filomata le puso palabras a lo que sentía al dibujar esto. Gracias.

Comments (9)

On 17/5/09 7:29 , Andrés el Viejo dijo...

Excelente caricatura. Te la vamos a afanar impiadosamente.
Un abrazo

 
On 17/5/09 8:14 , el filomata dijo...

REalmente con la libertad de expresión se puede decir cualquier cosa. Se puede hacer cualquier cosa. Diatribas y libelos es lo que se lee. Me pasó esta mañana cuando leía expresiones de Binner. Cual es la diferencia entre no tener mayorías y tenerlas, como ahora, y que te traicionen a la ahora de levantar las manos?

Nos vemos,

 
On 17/5/09 15:20 , Bob Row dijo...

Desde ya, Andrés, para eso estamos. Abrazo.

 
On 17/5/09 18:06 , MONA dijo...

Muy buenas todas las caricaturas. Y es cierto, no está todo duicho... espero que la pelea que dan los K sirva para algo...
Saludos.

 
On 17/5/09 19:00 , Bob Row dijo...

Filomata: el problema de formar mayorías desde arriba es el mismo que el de los campeones de box: de pronto se te pegan los amigos del éxito. Por eso es importante la construcción desde abajo y en el tiempo; por la coherencia. Es cierto que así corrés el riesgo de quedarte en una fuerza testimonial (el famoso argumento del Chacho Alvarez para formar la desgraciada Alianza), pero tomando el atajo (juntando oportunistas) se pierde la meta y se va a parar a cualquier parte.
No es un problema instrumental (Maquiavelo) ni discursivo (Laclau); es una cuestión de tener equilibrio entre Principios y Arte. Alguna vez nuestros compañeros de Ciencias Políticas tendrían que elaborar algo superior a lo que nos viene diciendo Laclau. Algo que elabore la idea spinoziana de "potencia de la multitud" en la línea gramsciana del "bloque histórico"; es decir: reconociendo los intereses concretos de las distintas fracciones de las clases subordinadas que podrían aliarse en un proyecto transformador. Desde los desocupados (pasando por los asalariados de cuello azul y de cuello blanco) hasta los autónomos y pequeños productores urbanos y rurales. Negociar el control de la intermediación en cada rama de la economía con cinco pulpos cartelizados no es la estrategia más productiva, como hemos visto. Un abrazo.

 
On 17/5/09 19:05 , Bob Row dijo...

Mona: la esperanza es lo último que se pierde (¡qué original!). Entretanto no estaría mal corregir algunos errores conceptuales, como los que intenté señalar en mi respuesta anterior. Gracias por tu mensaje.

 
On 17/5/09 19:29 , Galliano dijo...

Otra vez, tu "auto-comentario" excelente, y no es por ser chicanero, pero se aproxima a lo que intenté decir aquí hace poco.
Robrow, es un lujo leerte, respecto a las esperanzas: ¿Y un intermezzo conservador que reactive las energías sociales del 2001-2004, algo achanchadas pero no muertas? Es cierto que el riesgo es que se reactive el reaccionarismo del 25 de marzo y que el intermezzo se alargue hasta ser una ópera de Wagner, como el menemato, pero la alianza kirchnerista a la larga tuvo el efecto colateral de desmovilizar al campo popular, un susto por derecha, antes de la presidenciales, puede ayudar a afinar el violín partidario y el bombo popular. Quizás la estoy sofisticando demasiado...

 
On 18/5/09 2:09 , Bob Row dijo...

Galiano: vos sabés que cuando publiqué el post no tenía ganas de agregarle palabras al dibujo. Pero ahí está el valor tan especial de los comentarios; te hacen pensar y encontrar las palabras que te faltaban.

Releí tus comentarios al post anterior y es cierto que coincidimos en el planteo de la carencia fundamental de este gobierno: la construcción movilizadora de abajo, el talón de Aquiles del cesarismo por más progresivo que sea. El mensaje final de Andrés describe con precisión cómo y por qué se termina recostando en la estructuras burocráticas.
Sobre la tentación de una hipotética reacción a un período conservador, me remito a mi guía gnoseológica básica: la Primera Tesis sobre Feuerbach. Es difícil, pero fundamental; por debajo del lenguaje hegeliano y algún envejecido tropo literario de la época (como la "sucia forma judaica de manifestarse") me queda lo siguiente:
los hombres sólo conocen lo que experimentan socialmente. El conocimiento no sale de ideas generadas espontáneamente en nuestras locas cabecitas (idealismo subjetivo) ni viene ya dado por la realidad material externa (materialismo objetivo pero metafísico, poniendo a la Materia en el lugar de Dios). Es materialista y subjetivo; la experiencia vivida no termina de ser real hasta ser comprendida subjetivamente por cada uno.

En este sentido, la experiencia social de la derrota es muy difícil de convertir en enseñanza positiva. Su producto primario es el desánimo y la desmovilización. Mucha de la gente de capas medias que hoy se muestra indiferente u hostil a Kirchner tal vez se movilizó tras el Frepaso y llegó hasta la expresión sin destino del "que se vayan todos". Luego dijo "basta".
Los trabajadores sindicalizados (una parcialidad) aceptan pasivamente sus conducciones burocráticas y los trabajadores en negro y semi-ocupados sólo aspiran a entrar al sistema.
El kirchnerismo se movió dentro de este vacío de experiencias sociales subjetivadas de lucha y conquista. Podía haberse comportado mucho peor y me atrevo a decir que un conservadurismo populista tiene buenas posibilidades de aceptación. Otra década menemista. No, por favor.

Así que es mejor mantener esta base y tratar de construir desde abajo. Por adentro y por afuera, como dije antes en el otro post. Como D'Elía o la CTA, no sé. sólo espero que se puedan ahondar las coincidencias y respetar las diferencias. Un abrazo.

 
On 18/9/09 1:37 , Anónimo dijo...

Como sera de mala la oposicion que en la pelea hago fuerza por los K.
Saludos.